RETRATO DE ARCHIVO DEL ESCRITOR MARCO DEMEVI, FALLECIDO ESTE MEDIODIA EN BUENOS AIRES. LA IMAGEN FUE OBTENIDA EL 16/11/95

HOMENAJE A MARCO DENEVI QUE TIENE ALGO EN CLAVE QUEER

7 de junio, 2021

A 99 años del nacimiento del autor de “Rosaura a las diez”, homenajeamos al novelista y dramaturgo argentino que, a través de una literatura notable, irónica y aguda, se convirtió en uno de los escritores latinoamericanos más renombrados de su generación. En esta nota, exploramos distintos momentos de su vida y algunos de sus libros más recordados.

Con su primera novela, Rosaura a las diez —con la cual obtuvo el Premio Kraft en 1955—, Marco Denevi ya se había posicionado como una de las promesas de la literatura de su época. En esta obra, el joven autor que apenas había pasado los treinta años de edad se dio a conocer con una trama policial en la que cada protagonista narra la misma historia desde su propio punto de vista. Por su parte, el director de cine italiano radicado en la Argentina, Mario Soffici, la llevó a la pantalla grande. A partir de allí, la carrera de Denevi como autor no paró de crecer.

Novelista, cuentista y dramaturgo, Marco Denevi nació en la localidad bonaerense de Sáenz Peña, el 12 de mayo de 1922. Se dice que, desde niño, tuvo una fuerte vocación por la música y que su padre fue quien lo inició en la literatura, mediante distintas obras de Robert Louis Stevenson, Alejandro Dumas y Benito Pérez Galdós. Si bien luego de la escuela secundaria comenzó la carrera de Derecho de la que egresó y, más tarde, trabajó en el área legal dentro del ámbito estatal, la literatura fue su gran pasión y por la que hoy se lo recuerda y celebra.

Cinco años después de su primera gran novela, se publicó la segunda: Ceremonia secreta (1960), en la que el autor explora las complejas aristas y conflictos de la identidad humana. Por esta obra recibió una distinción de la revista Life en español y se tradujo a varios idiomas. Al igual que Rosaura a las diez, su segundo libro también fue llevado al cine. Esta vez, por el director norteamericano Joseph Losey. En 1962, Argentores también lo premió por esta novela.

La primera novela de Marco Denevi.

Como dramaturgo también logró un reconocimiento tanto abajo como arriba del escenario. Sus obras de teatro abordaron, sobre todo, la psicología de los personajes. En este sentido, Denevi publicó Los expedientes (1957, Premio Nacional de Teatro), El emperador de la China (1959), El cuarto de la noche (1962), entre otras. A partir de 1980, ejerció el periodismo en el diario La Nación. Según confensó una vez, el periodismo le trajo “las mayores felicidades en su oficio de escritor”.​

“En sus artículos periodísticos, en los que enfocó con coraje y fervor ciudadano problemas de la sociedad, como las fallas en la representación política, la corrupción, la burocracia o los excesos de ‘viveza criolla’, dejó traslucir su respeto por valores que vio vivir en su casa y en el medio circundante y cuya erosión y decadencia en la vida argentina no dejó de lamentar”, comentario desde aquel periódico argentino.

Y agregaron: “Algunos títulos de sus artículos, largos y sesudos, dan idea de sus preocupaciones ciudadanas: ‘Los monarcas de la República’, ‘¿Gobernantes cuerdos o gobernantes locos?’, ‘Me gusta ser argentino’, ‘El argentinglés y otras amenidades’ (sobre la creciente influencia inglesa en el idioma) o ‘Perplejidades de un argentino apolítico’, en el cual decía que no era hombre de partido, y afirmaba: ‘Mi único proselitismo es en favor de la democracia'”.

En 1997, se incorporó a la Academia Argentina de las Letras y también obtuvo el Premio Nacional de Teatro por Los expedientes. Un año después, murió en Buenos Aires el 12 de diciembre, a los 76 años de edad.

Marco Denevi en la revista Pájaro de Fuego (1980).

A continuación, compartimos cinco de sus libros más notables:

  1. Rosaura a las diez (1955)
    Es esta novela el misterio se configura a partir de las diferentes percepciones que los personajes tienen de un mismo hecho criminal: cada uno de los personajes tendrá que dar su versión de la historia. El lector deberá ir reuniendo las piezas y llegará a la verdad con las últimas palabras del último testimonio.
  2. Ceremonia secreta (1960)
    Se trata de la historia de una joven mentalmente afectada que confunde a la solterona Leonides Arrufat con su madre muerta. La vieja terminará asumiendo ese papel, ilustrando así la recurrente intuición del autor en el sentido de que en todo ser humano hay, por lo menos, dos. Gradualmente el relato se inclina hacia lo criminal con la Arrufat como investigadora y figura clave.
  3. Falsificaciones (1966)
    El libro de microficción fundamental en el género y que abrió la época de las reinterpretaciones de la mitología, la Biblia, la historia y la literatura. El volumen reúne un conjunto de textos que se caracterizan por su brevedad y fragmentarismo. Los personajes históricos, bíblicos, mitológicos y literarios que habitan en estas páginas son vívidamente recreados en la impecable prosa de este maestro de las letras argentinas.
  4. Música de amor perdido (1990)
    Buenos Aires, segunda mitad del siglo XX. Joaquín Raventós, modesto abogado de pequeños litigios, recibe un día en su despacho la visita de unos extraños personajes que le proponen encargarse de la testamentaría de una descomunal herencia, asunto que podría sacarlo de la mediocridad en la que vive. A pesar de las sospechas de su secretaria, evidentemente enamorada de él, acepta el encargo, atraído por los irresistible encantos de la joven viuda a la que debe representar. No sabe que, con ello, acaba de poner en marcha el mecanismo de relojería de una sucesión de hechos misteriosos y fatídicos que van a ocasionar la perdición de varias personas
  5. El jardín de las delicias (1992)
    Después de haber sido rescatada, Helena la de Troya le aconsejaba a Menelao, su marido: “Si quieres castigar a Paris por haberme raptado, está bien, cástralo. Se lo merece. Pero ojo: si vas a castralo, no te equivoques y córtale los dedos de las manos. Yo sé por qué te lo digo”.

Archivos