Operativo contra venta ilegal

Operativo contra la venta ilegal

La Policía de la Ciudad realizó hoy 27 allanamientos simultáneos ordenados por la Fiscalía de la Ciudad y coordinados por el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, en diferentes locales comerciales, departamentos y hoteles de los barrios de Once y Flores. 

En los procedimientos secuestro cerca de 600 bultos de mercadería y se detuvieron a 21 personas, 19 de ellos por infracción a la Ley de Marcas y uno por encontrarse de forma irregular en el país, ya que había sido deportado.

Los domicilios allanados son utilizados como depósitos de mercadería ilegal que infringe la Ley de Marcas. Estos productos son comercializados en la vía pública en la zona comercial de la avenida Avellaneda.

La causa es llevada adelante por la fiscal Celsa Ramírez, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº35, que comenzó a investigar junto a la  Policía de la Ciudad sobre una posible organización que actúa de manera coordinada infringiendo sistemáticamente el artículo 86 del Código Contravencional.

Los investigadores pudieron constatar que la mercadería secuestrada era guardada de manera ilegal en dichos domicilios y era utilizada por los vendedores ambulantes en la zona de Avellaneda.

Por eso la fiscal Ramírez solicitó 27 allanamientos a los depósitos, que fueron autorizados por el Juzgado Penal, Contravencional y Faltas N° 25, a cargo del juez Ladislao Enre.

En el megaoperativo coordinado por el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad se secuestraron cerca de 600 bultos de mercadería que contenían indumentaria deportiva, zapatillas, bijouterie, marroquinería, chips y accesorios de diferentes celulares, además de 32 teléfonos de dudosa procedencia..

En el operativo además participaron personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, la Dirección Nacional de Migraciones, Agencia Gubernamental de Control, Aduanas y el Ministerio de Espacio Público, entre otros organismos.

Los procedimientos se llevaron a cargo en varias galerías y locales ubicados en el barrio de Once que almacenaban mercadería ilegal. Así como también se allanaron departamentos, depósitos, oficinas comerciales y habitaciones de un hotel que eran utilizadas para guardar la mercadería.

Autor: Rodolfo Soto

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *