Los chatarreros

Caen otros tres integrantes de la banda “Los Chatarreros”. La División Delitos contra la Propiedad Automotor y la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad capturaron a nuevos delincuentes de esta banda. Se dedicaban al robo y  comercialización de repuestos y vehículos de origen ilegal en Villa Crespo.

Agentes de las Divisiones Delitos contra la Propiedad Automotor y Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad recorrían la calle Leiva al 4700 cuando observaron a dos hombres que trasladaban grandes bolsas de nylon, al parecer de mucho peso, y las introducían en una camioneta marca Peugeot. En el vehículo aguardaba otro hombre que miraba hacia ambos lados.

Sospechando que se trataba de un ilícito, los agentes se acercaron a la camioneta y solicitaron al conductor la documentación de la mercadería.

Al no poseer la habilitación que expide el Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas (R.U.D.A.C.) para el transporte de autopartes usadas (categoría E), se solicitó la presencia de dos testigos para realizar la requisa correspondiente encontrando en el interior del vehículo gran cantidad de autopartes ilegales.

Por tal motivo se realizó consulta con la  Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°5  a cargo del doctor Miguel Kessler quien ordenó el allanamiento en la calle Leiva al 4700, domicilio desde donde salía la mercadería.

Una vez en el lugar se secuestró un paragolpe marca Chevrolet modelo Meriva con pedido de secuestro vigente con fecha 06/05/2017 además se encontraron más de 2.000 autopartes ilegales pertenecientes a distintos modelos de automotores entre ellas, puertas, capots, paragolpes, pasaruedas, columnas de dirección, sistemas de aire acondicionado, cubrecarter, cajas de dirección hidraúlica, barras estabilizadoras, bombas de aceite, tapas de cilindro, tapas de válvulas, máquinas levanta cristales, cajas de velocidades, volantes, embragues, bombas de agua, todas piezas con signos evidentes de ser usadas y correspondientes a distintas marcas y modelos automotores.

Los tres imputados fueron trasladados a la dependencia policial correspondiente y el Fiscal Kessler dispuso el cierre del establecimiento, la colocación de las fajas de clausura y consigna policial. El hecho quedó caratulado como “infracción a la Ley 25761”.

Autor: Rodolfo Soto

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *