Teletrasportación

 

Por Facu Soto

¿Qué pasa cuando alguien conoce a otra persona a través de Internet: se hablan, se miran, se cuidan; pero no se tocan? ¿Eso en amor? ¿Qué es el amor?

El amor, en este caso, protagonizado por dos jóvenes del mismo sexo con la particularidad que uno es español y el otro argentino viviendo en Australia. La relación de dos personas del mismo sexo, se la muestra, la viven, como asimiladas al sistema, adaptadas a las circunstancias, normalizadas  ¿cómo tiene que ser? Sin el estereotipo y los clises con los que suelen estandarizan a las parejas gay, y sin las dificultades intrínsecas que atraviesa la gente de la comunidad, que en ese caso sería de interés exclusivo para la colectividad LGBTI, y no como sucede en Próximo, que es una obra para todos (no hace falta ser gay para disfrutar la obra y preguntarse lo que se desprende de la escena). Esta relación gay normativizada, hasta cierto punto porque la distancia sería el impedimento que irrumpe más allá de los sexos y la elección sexual, permite que una persona desinformada sobre el tema pueda ver una relación gay sin sobresaltos y hasta agradándole los cuerpos y actitudes de los chicos masculinas, y muy guapos por cierto, que construyen una performance impecable. Santi Marín (Elián) se formó con Verónica Oddó y Claudio Tolcachir. En cine trabajó en Anagramas con dirección de Santiago Giralt y Mala muerte. Lautaro Perotti (Pablo) es actor, director y docente. Se formó con Alejandra Boero, Juan Carlos Gené y Verónica Oddó. Trabajó como actor en La omisión de la familia Coleman, El viento en un violín, entre otras. Es cofundador de TIMBRe4 y coordinador de los talleres de actuación donde se desempeña también como docente dictando talleres de formación actoral.

El centro de la obra pasa por otro lado, no por la condición sexual de los protagonistas. Próximo cuestiona las herramientas informáticas cuando se vuelven el centro de la vida de las personas como un apéndice de ellos. A decir verdad no es que lo cuestione de forma explícita, pero lo muestra y con eso ya nos basta para movilizarnos y disparar una serie de cuestionamientos acerca de una presencia constante que modifica la vida por su constante uso llegando a la dependencia. Así como también muestra la precarización laboral de un argentino que vive en Australia, y con sutileza pinta el padecimiento del inmigrante. La soledad. La gente que tiene dificultades para el encuentro face to face. La histeria: cuando uno mira para el lado donde se encuentra el otro, el primero pierde cierto interés; como si el interés estuviera puesto en la persona cuando no lo mira. La escenografía, una verdadera apuesta conceptual, donde una ruta, con iluminación de ruta y todo, muestra las distancias, pero también el escenario, que es el mismo para las dos personas que se encuentran a gran distancia pero se conectan a través de internet, como si Skype fuese el antiguo Celestino que les permite la conexión: la unión. Es internet permite que uno esté próximo al otro, al lado, uno dentro de la casa del otro, y viceversa, a pesar de las distancias, a pesar de que todavía no permite que se toquen, pero sí que se sientan. ¿Qué olor tenes?, le pregunta uno al otro. El otro le responde: normal ¿y vos?

La obra fue escrita y dirigida por Claudio Tolcachir: actor, director, docente y dramaturgo. Participó en más de treinta obras con directores como Daniel Veronese, Norma Aleandro, Carlos Gandolfo, entre otros. Como director fundó la compañía TIMBRe4, con la que montó Chau Misterix, Orfeo y Eurídice, Jamón del diablo, Lisístrata, La omisión de la familia Coleman, Tercer cuerpo, El viento en un violínEmilia y Dínamo. Por sus trabajos recibió los premios ACE, Clarín, María Guerrero, Teatro del Mundo y Teatro XXI, y fue nominado al premio Konex como uno de los mejores directores de la década. Sus obras se representaron en más de veinte países y fueron traducidas a seis idiomas. A veces las distancias es un impedimento. A veces un pretexto para empezar a conocer al otro en su vida cotidiana: meterse en su casa, acompañarlo en su día cotidiano. Empezar por la persona y no por el cuerpo, como estamos tan acostumbrados a hacerlo en las redes sociales de encuentro. Pero pedir una foto íntima podría ser empezar por el postre, y en este caso, es su postergación, sostener el suspenso del encuentro lo que genera la tensión y que se produzca finalmente el encuentro. Si el encuentro será logrado o el próximo será “la persona”, no lo sabemos. Nadie lo sabe. ¿O sí?

 

Próximo fue producida y estrenada por el Complejo Teatral de Buenos Aires el 8 de junio de 2017 en el Teatro Sarmiento y ahora puede verse en la sala de Timbre 4.

Dramaturgia y dirección: Claudio Tolcachir

Viernes 23 hs., sábados 20.30 hs, y domingos 19:30 hs.

Timbre 4: México 3554.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *