¿QUÉ ES EL PATRIARCADO? PARA LOS HOMBRES QUE NOS LO EXPLICAN

28 de julio, 2020

El patriarcado es nacer niña y que te mutilen tus orejas por eso.

Es tener que servir en la mesa, mientras que tu hermano no.

Es que te enseñen a cambiar pañales a un muñeco cuando inclusive tu todavía los usas.

Es tu mamá que se niega a cortarte el pelo y te tironea el cuero cabelludo a diario para que parezcas más “femenina”.

Es que la muñeca que siempre te regalaron tu mamá. tu papá, tu abuela, tus tios, tus primos, y tu vecina, tenga parámetros estéticos femeninos imposibles.

Es que a los 12 te hagan bullyng tus compañeros por tener pelos en las piernas y axilas.

Es que tu mamá, al verte llorar por eso, te saque turno con la depiladora mientras tus compañeros varones siguen disfrutando sus 12 años.

Es causarle dolor a tu cuerpo por ello desde pequeña. y normalizarlo en tu adultez.

Es el hombre en aquella plaza que te dijo una groseria que no entendiste muy bien por que no tenías edad suficiente para saber esas cosas.

Es un desorden alimenticio a los 16 porque tus amigos, las redes, la T.V., las revistas, constantemente te están diciendo gorda.

Es que en la escuela te traten de tonta, por más de que seas la que mejores notas tenga.

Es no animarte a elegir una carrera porque te dicen que “es de hombres”,”muy dificil para vos” y no vas a conseguir trabajo de ello por ser mujer.

Es el profesor universitario que te acosa aprovechando de su posición.

Es desayunar a diario con una muerta más en manos de un hombre en las noticias.

Es el nudo en la garganta que sube cuando estás sola por la noche y ves a un hombre con aire depredador.

Es que en un programa de TV sea gracioso cortarle la pollerita a una mujer, o que se arme un programa de debate en una mesa con 8 hombres y la única mujer sea parte del decorado.

Es la molestia de entrar en un bar de viejos y estar sujeta a miradas y bromas.

Es una entrevista de trabajo donde te preguntan si planeas tener hijos y deciden tu contratación por ello.

Es que en tu trabajo te obliguen a usar tacones altos, maquillaje y falda, por “normativa de la empresa”.

Es pagar las toallitas, tampones, copitas como un artículo de lujo.

Es tener que ocultar tu menstruación y dolores, y que en tu trabajo no te den días por ello si los necesitas.

Es bailar en una fiesta y que te toquen el culo.

Es que cuando decides dejar de usar brasier porque notas que no lo necesitas y te molesta, todo el mundo te diga cosas para que vuelvas a ponértelo.

Es que tu ascendencia todo lo que espere de vos, es que te cases con un hombre de buen pasar y tengas hijos.

Es la violencia de un parto con episiotomía.

Es que a tu marido lo aplaudan cuando ejerce su paternidad.

Es ser golpeada, violada, asesinada, empalmada y/o descuartizada, y también seas culpable de ello.

Y finalmente (pero no porque la lista esté terminada) tener que escuchar a los hombres que te explican que el patriarcado no existe.

Por Mel Frank

@Deconstruyendo.by.melfrank