MOCHA CELIS UN BACHILLERATO FUERA DE SERIE

El Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, es un espacio educativo inclusivo y no excluyente, con Orientación en Diversidad de Género, Sexual y Cultural. Crítico frente a las desigualdades, fue pensado desde su origen para ofrecer una respuesta frente a la exclusión histórica sufrida por las personas Trans, Travestis, Transexuales y Transgénero.Actualmente forman parte de este bachillerato más de 130 estudiantes entre quienes se encuentran personas trans y no trans, hecho que convierte tangible la diversidad del espacio. Se trata de una Escuela Secundaria, pública y gratuita, con un plan de estudios de 3 años conel título oficial de “Bachiller Perito Auxiliar en Desarrollo de las Comunidades” y que ofrece además la articulación para obtener la terminalidad de los estudios Primarios.


Hoy tenía un encuentro con Francisco Quiñones Cuartas en el Colegio Secundario Mocha Celis, me imaginaba un colegio más, pero todo eso no era tal cual.
Esquivando un puesto de colorida ropa al lateral de la Estación de trenes de Federico Lacroze, encuentro un edificio con unos ascensores dignos del Soho del Bronx, subiendo tranquilamente esos 5 pisos.
Se abre la puerta del ascensor y entra en mi campo visual unos ventanales hermosos, son un rayo de sol que iluminaba el alma.

Y ahí en una mesa de comedor larga en un amplio espacio veo chicos chicas travas hablando, mateando, calculo esperando el recreo para su próxima materia.
Alma Fernández hablando con los chicos y junto a Flavia Elizabeth Flores daba los últimos toques a reuniones de carácter militante y también escolar.
Hago un paneo panorámico y veo esas aulas llena de chicos y no tan chicos, hablando mateando y a la vez aprendiendo mientras una de las profesoras le impartía enseñanza.
Me dirijo a la oficina de Francisco Quiñones Cuartas en la cual estaban varias chicas trans organizando trabajando y preparando los exámenes de fin de año, lidiando con recuperadores, que en un intento cano de un perdón papal por así decirlo, ellas amablemente les explicaban porque debían rendir recuperatorio.
Llamándome poderosamente la atención cuan raro suena y cuan feliz me hace escuchar decir a un adolescente: Dele profe mire bien el examen le parece que no aprobé?
Y ella bella, con una paciencia santa y una forma de explicación que no dejaba parámetro para cualquier otro cuestionamiento le explicabas los porque, y que debía prepararse.

¿Dónde había escuchado ese término abrazando en el amor?

…me resonaba en mi cabeza tan armada y preparada para la defensa, que ese término abrazados en el amor, me rememora a lo planteado por Susi Shock Y Chap Ati en la Colectiva Lohana Berkins.
Y yo que despotricaba con ese amor de unicornios duendes y hadas, y ahí estaban esas travas/hadas dando amor y contención, ayudando al otre y viendo cómo hacer para seguir adelante con El Mocha.
Y ahí estábamos mientras hacíamos tiempo para hablar con Francisco Quiñones Cuartasy las chicas de hormonas, VIH, siliconas, y de historias de los tiempos de la de mil o 750.
Su preocupación es constante, por todo, por ellos, por sus estudios, por cómo ayudarlos, de ver como un estado tan poco aceitado, niega a veces becas a chicos, por padecer una enfermedad crónica o coincidir, un estado negando apoyo escolar en lo económico, burradas burocráticas.

O ver como los contienen ante situaciones extremas de abandono, y ellos con ese amor los atienden los ayudan.

Como en todos lados puede haber enojos y diferencias, y de los bravas ya que nosotras no somos princesitas Disney, no Sres, somos de lengua filosa, y cuerpo duro para el golpe.
Y pensas ese micromundo del Mocha, una trava enseñando box en el patio en el recreo, Evelin Nieves Gonzales ayudando a los chicos en la biblioteca, para entrar a clase con los apuntes al día.
A mi querida Alma Fernández con esa furia trava desbordada, más preocupada en este momento por el recuperatorio y otras tantas cosas que ocupan su cabeza, calma amiga vas bien, muy bien, la furia guardala para los que se la merecen…me enorgullece tu esfuerzo.

Me enorgullece ver un espacio que crece, a pesar de todo, como la luchan la arman y la pelean.

Es hermoso ver esa diversidad mezclada en un ámbito de estudio, compañerismo.

Y ver a una trava explicando los tiempos verbales a los chicos que estaban desorientados igual que yo cuando era chica.

Y eso te da ánimo, ves que no todo está perdido, que vale la pena ofrecer el corazón.
Y salis feliz del Mocha porque vez que hay un futuro palpable, demostrable, que se gesta, mas alla de todo.

Y les falta tanto, en cuanto a lo material y la reman, como la reman hermanes.
Y a veces decís y esos fondos que se necesitan dónde están. Y ver como podes ayudar.
El Mocha vive y es real, no es lago de foto de Facebook porque ves pibes y pibas luchando por su futuro, y vez travas enseñando… Y aprendiendo. Y ves que el futuro de la sociedad es la diversidad.

Lara De Themyscira

Bachillerato Mocha Celis:

Av. Federico Lacroze 4181, 5to piso.

Buenos Aires

TEL: +54 (011) 4554-9048