MAÑANA PETER PANK EN VIVO: ¿SOMOS EL SUEÑO DE ORWELL O PHILIP K. DICK?

¿Somos el sueño de Orwell o Philip K. Dick o esta es la realidad? Peter Pank & los chicos perdidos adelantarán a través de la pantalla de tu ordenador o celular para llevarte música y una luz para atravesar la noche. Adelantarán las canciones del nuevo EP, en el que estuvieron trabajando durante la pandemia: NOCTURNO. Interpretarán, además, versiones en vivo de los temas más oscuros de su repertorio. Peter Pank (voz), Juan Pablo Malvasio (teclados, programación y coros), Hernán Martínez (coros y performance),  Phoebe (guitarra). Electro-Pank (EP 2008), No soy tu novio (EP 2012), Demolición (Álbum 2013), Neverland Bizarro (Álbum 2016), Androginia Perfecta (EP 2017). PETER PANK & LOS CHICCOS PERDIDOS es una banda de synthpop y dakr-techno-Queer-electroteatral de Buenos Aires (Argentina). En 2007 (luego de una etapa solista iniciada en 2005) Peter Pank, se sumó a Juan Pablo Malvasio (producción – teclados y programación) y Hernán Martínez (coros y performance) quienes, junto a otros músicos y bailarines, se convirtieron en Peter Pank & los chicos perdidos. A ellos se les sumó en 2019 Phoebe en guitarras conformando así la formación actual. Sus presentaciones en vivo son siempre teatrales y glamorosas, con una cuidada puesta en escena. PETER PANK, siempre con su look andrógino, desarrolló una extensa carrera como actor, performer y director dentro del teatro off y under porteño, antes de dedicarse a la música. Es además escritor, con dos libros publicados y co-dirigió junto a Goyo Anchou el documental “La Peli de Batato” (2011). En esta entrevista exclusiva para www.buenosairesinclusiva.com.ar nos adelanta cómo será el show en streming y cómo está viviendo la cuarentena.

¿Cómo estás llevando la cuarentena? ¿Cómo es un día común en el confinamiento?

Bueno, no es lo mismo ahora, en octubre, que cuando empezó la pandemia, allá por marzo. He ido aprendiendo varias cosas en todo este tiempo, además de a cuidarme. A principios de año, antes de todo esto, venía como un jet, con muchos proyectos a punto de concretarse, y de la noche a la mañana me descubrí encerrado en mi casa, sin poder hacer nada. Me deprimí mucho durante esas semanas de marzo y abril. Fue como si hubiese vivido un choque, un aterrizaje forzoso, Hasta que llegó un momento en que comencé a pensar de qué manera podía generar estrategias y seguir haciendo lo que me gusta y me da vida. Al principio hice junto a Emiliano Figueredo unos streaming pasando las grabaciones de las dos obras que estábamos haciendo antes de la pandemia, y comencé a dictar talleres de teatro por zoom, tratando de adaptar mis conocimientos a estas nuevas herramientas que desconocía. También pasé por una etapa de mucha escritura, donde empecé a trabajar en una novela nueva, en la adaptación de otra de mis novelas al teatro y escribí canciones nuevas. Esas canciones las empecé a trabajar junto a Juampi Malvasio, como siempre, con la idea de que formaran un EP. Cuándo el aislamiento social fue aflojando y salió el protocolo sanitario que permite realizar recitales en vivo via streaming, comenzamos a ensayarlas junto a Hernán Martínez y Phoebe, nuetrx nuevx guitarristx. Así llegamos a este “Nocturno Live” que presentaremos el 10 del 10 a las 10 pm, (sí, me programo en 10), por el sitio web de La Rumfla, que se encargó de la grabación.

¿Qué recomendarías para escuchar, ver y leer en este tiempo de ostracismo?

Uf. He leído mucho en estos días. “Inflexión Marica (escrituras sobre el descalabro gay en América Latina)” de varios autores, leí bastante a Carlos Correas, que era una asignatura pendiente, también una biografía que escribió Amanda Lear sobre su extraña relación amorosa con Dalí, “Tengo miedo torero” de Lemebel (antes de toda la repercusión que tuvo la película, fue medio como una premonición). Fui matizando todo eso con los comics clásicos de “Batman & Robin” de la década del 40, por Bob Kane y Bill Finger.

Miré varias cosas. Las que me acuerdo ahora, son “Scream Queen” (el documental sobre Pesadilla 2, la película más homoerótica del cine de terror), la serie de La Veneno (imperdible), “Yo, adolescente” de Lucas Santa Ana y la serie animada de Harley Quinn (que debería llamarse Harley Queer). Seguí The Mandalorian y me morí de amor con Baby Yoda, como debe ser. Ahora estoy divirtiéndome con Ultraman Z. Siempre me fascinó el género kaiju. Me entretiene y no me enrosca la cabeza con nada.

He escuchado mucho dark wave, mucha banda nueva norteamericana con sonido ochentero como Boy Harsher TR/ST, The Midnight o Zachery Allan Starkey (que colaboró con Bernard Sumner  de New Order), hasta terminar en el pop retro, luminoso y bailable de lo nuevo de Lady Gaga, Kylie Minogue, Miley Cyrus y Dua Lipa.

¿Te dejó algo esta cuarentena, a modo de aprendizaje?

Creo que sí. Aprendí a tener calma y templanza ante lo que no puedo modificar, para poner a funcionar mi mente y así,  generar las estrategias que me permitan sobrevivir y seguir adelante.

¿Qué es lo que rescatas de este encierro y qué es lo que no te bancas?

A veces es bueno poder disponer del tiempo para replantearse la existencia. Digo esto desde mi mismo, obvio, desde mi lugar. Las condiciones de vida de todas las personas no son iguales. Los que perdieron a un ser querido, o estuvieron enfermos o se quedaron sin su trabajo, lamentablemente sufrieron un golpe muy grande.

Lo que no me banco del encierro es justamente el encierro, Soy una persona muy libre e independiente y estar en mi casa me suele agobiar y asfixiar. Cuando llego a ese punto, me pongo el barbijo, alcohol en gel, y agarro la bici y salgo a dar vueltas por el barrio, hasta que la mente se me despeja.

¿Cómo va a ser el show de mañana? ¿Cómo te imaginas tocar, cantar y bailar para un público virtual? ¿Te imaginaste que esto iba a pasar en algún momento?

Al show de mañana le pusimos “Nocturno Live” y será un recital en vivo que grabamos con producción de La Runfla, en un hotel boutique enorme, siguiendo todo el protocolo sanitario. Presentaremos las canciones que compusimos en estos días oscuros, dónde me planteo que hacer con el Tiempo Perdido (la cita a Proust, es intencional). El sonido es más retro wave, que el del disco anterior. Por ejemplo vamos a tener como invitado virtual a Gustavo Cóndor Caballero, tocando el saxo desde Montevideo. El show está dividido en cuatro partes: la distancia glacial y la oscuridad conformada por los temas nuevos y algunos viejos en ese estilo), el reencuentro y el aprendizaje (que son hits de álbumes anteriores, y que nuestro público espera oír). Será bastante conceptual.

Lo haremos desde https://www.larunfla.com.ar/ y allí mismo están disponibles los tickets con diferentes valores de colaboración, para que el espectador decida cuánto puede dar.

Tocar, cantar y bailar para un público virtual me da la sensación de un especial de TV, de esos de la RAI o la BBC en los 60, pero con la producción que es accesible a estos medios en red. Lo más extraño es la falta de interacción inmediata con lxs espectadores. Es como sentir un aplauso en diferido por “vía satélite”.

Nunca me imaginé vivir un acontecimiento, así, tan terrible, de alcance global, y todo lo que eso significará en el futuro.

¿A qué se debe el cambio en la formación de la banda en Los Chicos Perdidos?

Juampi Malvasio, Hernán Martínez y yo, seguimos juntxs desde 2007. Muchxs integrantes fueron pasando por la formación de Los Chicos Perdidos, durante estos  13 años. La magistral, talentosa y querida Karen Bennett nos acompañó con su guitarra desde 2014 hasta 2018, en que comenzó a armar su propia banda, Bennettistas, y el tiempo no le dio como para poder estar en las dos formaciones, Estuvimos un año los tres solos en un formato más electrónico, hasta que a fines del año pasado se sumó Phoebe como nuevx guitarrista. Ellx viene de bandas de punk y reggae, lo cual enriquece nuestro sonido.

A modo de pitonisa… ¿Cómo ves que va a terminar todo esto?

Uy. Soy una pésima Ludovica Squirru, pero veo tiempos más difíciles, de mucha crisis y mucha pérdida, dónde tendremos que recurrir a nuestra fuerza interior, nuestra paz, inteligencia y a nuestro instinto de supervivencia para salir de pie. Pero no será gratuito, algo deberemos entregar en el camino. Siempre después de la noche más oscura, llega el amanecer. No será ahora, ya. Llegará. Mientras tanto hay que cuidarse, preservarse y conservar el equilibrio, para poder vivir lo que vendrá.

PETER PANK & LOS CHICOS PERDIDOS

“NOCTURNO LIVE”

LA RUNFLA presenta un show exclusivo por streaming

SÁBADO 10 DE OCTUBRE 22 hs. (Argentina)

https://www.larunfla.com.ar/

Tickets disponibles.

Archivos