ALEJANDRO FANTINO: SÍ, PERO NO. NOOOO, YO SOY PAKI

7 de junio, 2020

La verdad es que está bueno que todxs lxs que están encerradxs en el placar, viviendo una vida de mierda, llena de mentiras y madejas de fábulas, se liberen y salgan a la calle mostrándose tal cual. Hoy en día, todavía, hay mucha, muchísima gente que está encerrada en el placar (son más los que están que lxs que estamos afuera). Entiendo, a nivel personal, el gesto de Alejando Fantino al contar la anécdota que ahora podrás leer, que fue como una pruebita para ver qué pasaba… Si lo aceptaban o lo criticaban, para después poder contar más. Si va a salir, que salga (del armario) y listo, y se la banque como todxs nosotrxs, porque salir si está todo bien y quedarse adentro si está todo mal… Mmmm, me huele a querer disfrutando de los privilegios de ser macho, blanco, clase media, profesional, celebrety. En fin… Pensandolo bien, hay algunxs que es mejor que se queden adentro porque así no aportan nada, más que vergüenza a nuestra comunidad. Porque decir orgulloso: “Te confundiste, yo soy hétero”, la verdad es que es patético, a mí me daría vergüenza decir eso… Y, sí, sos paki (un pakidermo, prehistórico y cavernícola. Hacete cargo de lo que te gusta, que sobre gustos…no hay bien ni mal, y estamos en un país con COVID19, pero también con Ley de Matrimonio Igualitario y Ley de Identidad de Género.

El conductor se refirió a una historia nocturna de su juventud. Alejandro Fantino es un conductor que se caracteriza por contar sus vivencias y anécdotas con lujos de detalles. Hoy, en la última emisión de “Fantino a la tarde”, el hombre se refirió a la experiencia que tuvo en un boliche gay. En ese contexto se percibió completamente ajeno a los modismos a y las palabras que se usan en el entorno para definir a las personas que se identifican como heterosexuales.

El conductor sintió la necesidad de hacer alusión al tema y se refirió a la épica en la que frecuentaba mucho la vida nocturna: “Grandes boliches. Había uno que era boliche gay, que después fue Amérika. Se llamaba Bunker. Yo iba los domingos porque no era gay, era ‘surtido’. Yo tenía 22 o 23 años, e iba los domingos cuando salía de Mitre”, aclaró el comunicador a modo de introducción.

Perplejo: Alejandro Fantino calculó los gastos de Tinelli y llegó a una cifra alucinante El conductor hizo la cuenta y el resultado lo sorprendió.

Luego, se refirió específicamente al término que le causó dolor de cabeza en ese momento: “Había una palabra, un término de esa época que no sé si se sigue usando, que es Paki’, que es que si no sos gay y sos heterosexual, sos paki. Entonces un día yo estaba en el baño, en un mingitorio ahí recién llegado, con mi pelo largo. Había unas diosas, bailarinas de hip-hop, unas bombas atómicas…”.

“Vino un flaco, y cuando yo termino de orinar y guardo, me dice: ‘Hola, ¿qué tal?’, muy serio. Y me dice: ‘¿Vos sos paki? ¿Sos paki o no sos paki?’“, relató el comunicador. Totalmente perdido, Fantino replicó a a consulta del que lo interceptó en el baño: “Mirá, me dicen Gringo. Me llamo Alejandro, también me dicen Toro en Santa Fe. Me llamo Alejandro Jorge Fantino, pero no soy paki“.

“Ya van dos o tres que me dicen paki, debe haber uno parecido a mí que le dicen así. Y me dijeron: ¡No, bol…! Paki son…”, y ahí lo entendí”, finalizó el popular presentador, haciendo reír a sus compañeros en el piso. Fantino no tiene problemas en sincerarse sobre los temas que desconoce ya que hoy, dos décadas después del suceso, se animó a contar algo este año resulta obvio.