Seguridad- Inseguridad

Resultado de imagen para policias en las callesEs raro escuchar a la gente pedir más policías en las calle. Claro, ellos otorgan la ilusión de seguridad y hasta cierto punto también la logran; aunque no sea efectivo 100% su presencia. Quiero decir, que haya más policías en las calles y en las esquinas no garantiza que disminuyan los robos y los asaltos, aunque contribuyen. Hace un tiempo, hablando con un policía que estaba en la esquina de mi casa, me contaba que él le tenía más miedo que cualquier ciudadano a los motochorros, que veía pasar una moto y le daba miedo que le dispararan. Me contó que los motoqueros, por lo general, odian a la policía, y que al estar ahí parado se exponía como blanco de puntería de los chorros. No se lo dije, pero lo pensé: Te pregunto por los asaltos en la zona, si disminuyeron o crecieron porque me preocupa el tema, y vos, en vez de darme tranquilidad me confesas tu inseguridad. Algo no funciona. Tampoco creo que la solución a la delincuencia sea el miedo a la represión policial, de ser así estaríamos hablando de un viejo paradigma, donde la conducta de la gente se estaría moviendo por miedo, rigor y penalización; mientras que la escucha, la palabra y el diálogo hoy están en el centro de cualquier tipo de organización, como paradigma; pero, parece que estamos muy atrasados y que todavía, hoy, funcionamos con el viejo paradigma del capataz que alecciona a sus empleados si llegan tarde a través de un grito, un día de suspensión o la maestra le pega al chico en los dedos para que deje de escribir torcido. Sí, pareciera que estamos en ese paradigma del siglo pasado. La gente quiere sangre. Justicia suele ser, para mucha gente damnificada por un hecho de delincuencia, igual a venganza. Creo que todavía nos falta mucho camino por avanzar y sobre todo salir de nuestro propio eje, el narcicista, el yoico, el egoista, para tener en cuenta a nuestros vecinos.

Nadie duda que queremos que baje la delincuencia a grado cero. Nadie duda que queremos vivir tranquilos, sin que usurpen nuestras casas y nuestras pertenencias. Pero, ¿cuál sería la forma, la propuesta que podríamos plantear al Estado para que se solucione este tema? ¿Más policías en las calles sería la solución?

Por otro lado, vemos que los policías aparecen, uno en cada esquina, cuando las papas queman, cuando un hecho extremo ocurre en un barrio; y al poco tiempo van desapareciendo. ¿A dónde van los policías cuando las papas se enfrían? A principio de año había un policía en una esquina, de mi casa, y otro en la otra cuadra. Yo solía llegar a la 1.30 y los saludaba. Uno, me dijo una vez que su horario era hasta las 2 de la mañana. Ahora no hay ninguno. El otro día vi meterse a un homeless en el jardín de un vecino y no encontré un solo policía, por ningún lado. Cuando llegué a la estación de subte le conté a una mujer policía lo que había visto y me dijo que no me hiciera problema, que era un homeless y que no iba a pasar nada. Pero… se estaba metiendo en propiedad privada, le dije y puso cara como que no le importara. A continuación los datos duros acerca de lo que pide la sociedad. ¿Habrá alguna cuota de reflexión, de pensamiento a largo plazo, o solo será un manotazo de ahogado lo que piden?

Además de la carencia de espacios verdes cercanos, el informe elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad revela datos concretos acerca de las preocupaciones de los vecinos y su nivel de conformidad con el paquete de servicios públicos que ofrece el Estado en sus barrios.

En este análisis, la seguridad es un tópico todavía más álgido que la falta de plazas y parques: en este punto, el 64% de los residentes considera que su cuadra es poco o nada segura, y el 69,4% menciona la falta de presencia policial en la zona. En sintonía con esos promedios, en el ranking de servicios públicos considerados importantes para el bienestar de la vida cotidiana, la presencia policial fue elegido como primero, con el 72,2%.

A los peatones de la Ciudad también los afecta el estado de las veredas y calles, donde el 49,3% considera que es regular y que falta un mantenimiento más fuerte. Con ambos números, de esta encuesta se desprende que aquellos servicios que para los porteños tienen más peso y presencia en su vida cotidiana, son los que menos cubiertos se encuentran.Cada día las empresas de servicios hacen 800 aperturas en aceras.

Entre los frentistas que no las arreglan, las raíces de los árboles que las rompen y las empresas de servicios que las abren para hacer reparaciones, las veredas porteñas están destruidas. Según el Gobierno porteño, la mitad tiene algún nivel de deterioro, desde baldosas sueltas hasta pozos grandes. Por eso, mediante distintas medidas buscarán controlar las aperturas por arreglos y duplicar la cantidad de inspecciones. También les pedirán a los vecinos que se ocupen de las aceras de sus propiedades.

En la Ciudad hay 303.000 inmuebles frentistas, sumando viviendas, comercios y otros edificios. “En el 50% de ellos las veredas tienen algún tipo de daño. La principal causa son las aperturas de las empresas de servicios: después de una década de abandono, ahora están invirtiendo en mantenimiento, y eso se nota en las calles”, afirmó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad. De acuerdo a su estadística, hoy se hacen 800 aperturas de veredas por día en promedio, cuando hace dos años eran 250.

Este bombardeo sobre las aceras se nota también en el ranking de quejas. Hoy el Gobierno recibe 165 reclamos diarios de vecinos por veredas rotas, que ya son el tercer motivo de malhumor de la gente entre las cuestiones relacionadas con el espacio público. Es para alertar sobre baches, autos que tapan rampas, veredas rotas, basura acumulada y hasta para hacer pedidos de poda. Ahora hay problemas que tardan 15 días o más en resolverse.El avance de los smartphones está cambiando la forma en que los vecinos se relacionan con sus gobiernos. En este camino, Buenos Aires dará hoy un paso importante. El Gobierno porteño pondrá en funcionamiento una aplicación para celulares desde la cual se podrán hacer todo tipo de reclamos y denuncias, desde baches, sumideros tapados, pedidos de poda y hasta quejas relacionadas a los derechos del consumidor. El sistema permitirá también que un vecino se sume al pedido que haya realizado otro, para que la solución llegue antes.Por eso ahora decidieron un cambio de timón. En primer lugar, crearon la Subsecretaría de Vías Peatonales, a cargo de Clara Muzzio,”La idea es centralizar las áreas para coordinar el trabajo principalmente con las empresas de servicios. Ahora, por ejemplo, les empezamos a exigir que nos presenten sus planes de obras“.

El objetivo es tan simple y de sentido común que asombra que no se haya puesto en marcha hace años: que las empresas puedan coordinar con el Estado y entre ellas las aperturas de calles. Así se evitaría una imagen recurrente y que fastidia mucho a la gente: que se repara una vereda y pocos días después otra empresa la vuelve a abrir. “Detectamos unas 10.000 aperturas que se podrían haber evitado si hubiera existido una coordinación. Esto hubiera implicado además un ahorro de entre 45 y 50 millones de pesos para las empresas”, señaló el ministro Macchiavelli.

¿Por qué ahora sí y antes no? En la Ciudad explican que ahora el Estado nacional y el porteño trabajan a la par, y que las concesionarias de los servicios y sus entes reguladores empezaron a responder a los requerimientos del Gobierno porteño. Esto permitirá también tener una sola base de datos.

Otro cambio tiene que ver con las aperturas de emergencia. Hoy, el 80% de las veces las empresas dicen que tienen que romper las veredas de manera urgente, pero en la Ciudad afirman que sólo un 13% realmente lo amerita. Cada vez que una apertura se hace como emergencia, la concesionaria tiene 48 horas para avisarle al Gobierno porteño que abrió una acera. Eso cambiará: los permisos por urgencia sólo se los darán a AySA, Metrogas, Edenor y Edesur, y el resto de las empresas (telefónicas, de internet y otras) tendrá que avisar en no más de dos horas.

La tercera modificación serán los controles. De los 70 inspectores actuales se pasará a 150, que además tendrán un sistema de control online para ver en tiempo real qué veredas están rotas. Con estos datos podrán intimar a las tercerizadas que hacen las reparaciones para las empresas de servicios, y de hecho la idea es crear un scoring de esas subcontratistas, para privilegiar a las que cumplan. A su vez, bajarán los montos de las multas para volverlas “cobrables”: hoy hay sanciones millonarias, pero que nadie paga.

En tanto, las empresas ya no tendrán que pagar por los permisos de obra. Pero sí se les aumentará la tasa que pagan por romper las aceras, y el monto a pagar será mayor en el caso de que tengan que romper repetidamente una vereda porque la repararon mal.

El 64% de las veredas rotas se debe a los trabajos de reparaciones. Otro 12% es responsabilidad de la Ciudad, porque los daños fueron producidos por las raíces de árboles o por propias intervenciones del Estado para arreglar semáforos o el alumbrado, por ejemplo. Pero el restante 12% le corresponde a los vecinos. La ley es clara: si la vereda se rompió por el propio desgaste del paso del tiempo, quien debe repararla es el frentista.

El problema es que, según la Ciudad, el 75% de la gente no conoce esta obligación. Por eso, a partir del año que viene empezarán a notificar a los consorcios y viviendas particulares para que reparen sus aceras. La intención es que haya créditos a tasa subsidiada u otro tipo de facilidades para que puedan financiar los arreglos.

Del lado opuesto se ubica el tema del manejo y recolección de residuos, al que se lo considera el mejor servicio brindado por el Gobierno de la Ciudad con un 44,1% de aceptación. No obstante, el 56,03% dice que no cuenta con contenedores verdes en sus cuadras.

Además, en este ítem los vecinos ensayan una especie de mea culpa, ya que el 20% de ellos reconoce que nunca o casi nunca separa los residuos en sus casas. En cambio, un 60% afirma realizar esa tarea en sus hogares.

Otro punto que destacan como positivo es el alumbrado público, con el que el 50,9% está muy o bastante conforme, mientras que otro 41,1% lo considera regular. Algo similar ocurre con la presencia de semáforos en las calles de sus barrios. En este ítem, el 58,8% cree que la cantidad es suficiente.

De fondo, lo que también deja en claro este muestreo es la marcada diferencia que existe entre las percepciones de los vecinos del norte, y los del sur y centro de la Ciudad. En ese sentido, la brecha es histórica y queda demostrada en las opiniones a uno y otro extremo del mapa porteño.

Así, en barrios como Palermo, Belgrano, Núñez y Colegiales las respuestas son mucho más afirmativas que en Villa Soldati, Mataderos, Parque Chacabuco y Floresta. El gobierno viene trabajando en poner en valor muchos sectores de la zona sur, aunque sus residentes, todavía, siguen considerando que están relegados.

 

Policías heridos- Batalla campal en Plaza de Mayo


Los destrozos ocasionados en la Plaza de los Dos Congresos el día viernes y el lunes 18 del corriente, la dejaron desbastada, habiendo destruido parte del patrimonio histórico nacional. Se estima un valor de 90 millones de pesos para la reparación de los daños ocasionados; que no solo fueron materiales.

Se registraron 88 policías heridos. El Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires informa que en total hay 88 policías heridos que fueron atendidos con diversos diagnósticos. Los heridos pertenecen a la División de Operación Urbanas, al Grupo de Acción Motorizadas, a Investigaciones y personal de comisaria. De todo el personal atendido solo dos oficiales permanecen internados los demás fueron dados de alta.
Por su parte el ministerio de Salud de la Ciudad informó que se atendieron un total de 162 pacientes, entre los que se encuentran personas mayores de edad y agentes policiales. Mientras que 19 llegaron de forma espontanea a la guardia (14 al Hospital Ramos Mejia y 5 al Hospital Fernández)

Policías heridos ¿Civilización o barbarie?

 

Larreta y Ocampo reconocieron a los oficiales de la Policía de la Ciudad heridos tras los incidentes en Congreso

Fue en la Superintendencia de Seguridad Comunitaria Metropolitana.  Tanto el jefe de Gobierno, como el ministro de Justicia y Seguridad cuestionaron la decisión de la jueza Vergara por poner en riesgo la vida de los agentes.

En el marco de los incidentes ocurridos en el día de ayer, en la plaza de los Dos Congresos, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta junto al ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad, Martín Ocampo reconocieron a los oficiales de la Policía de la Ciudad heridos tras los disturbios y a quienes se les agradeció y destacó su trabajo por las tareas cumplidas en el operativo.

“Después de un día muy triste para nuestro país, se pudo garantizar el funcionamiento de la democracia en Argentina. Se evitó lo que hubiera sido un golpe institucional, que es evitar que el Congreso sesione”, dijo Rodríguez Larreta.

Además, el Jefe de Gobierno porteño destacó que “hace muchos años, o décadas, que no veíamos en la Ciudad y en Argentina una situación de tanta violencia como lo de ayer, donde mucho fue premeditado”, y agregó: “Por eso ante esa situación hoy vinimos a saludar y a ver cómo estaban de sus distintas lesiones los muchachos del equipo de la Policía de la Ciudad, que trabajaron con muchísima profesionalidad, temple y compromiso para defender la democracia en nuestro país”.

Asimismo, Rodríguez Larreta argumentó que “lo de ayer fue muy violento”, aunque resaltó que “no deja de ser un grupo muy minoritario” el que ocasionó los destrozos y agredió a los oficiales.

Por último, remarcó que los actos de vandalismo “no reflejan el sentir de la mayoría de los argentinos que quiere vivir en paz y construir un país todos juntos, aun habiendo diferencias, como sana y democráticamente las hay”.

A su tiempo, Martín Ocampo explicó que “en la Policía de la Ciudad tenemos instituciones que evalúan todo tipo de procedimientos que realiza la policía. Cuando los agentes intervienen en esta u otras marchas de los últimos tiempos siempre se han desplegado los mismos parámetros institucionales. Se hace una evaluación de todo el procedimiento y conforme se desprende de esa evaluación se toman las medidas que se tienen que tomar.

Con respecto a la situación planteada por la jueza López Vergara, Ocampo afirmó que “es de las decisiones más alocadas que he visto en mi vida judicial. Es decir, he tenido bastante experiencia en el mundo judicial y nunca he visto una decisión judicial de una jueza contencioso administrativa que defina cómo tiene que ser un operativo policial a requerimiento de un diputado de la oposición, como es el caso del diputado Recalde”.

Del encuentro también participaron el vice jefe de Gobierno, Diego Santilli, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’ Alessandro.

Nacimiento

Resultado de imagen para bebe naciendo

Mujer dio a luz dentro de una camioneta con ayuda de tres policías

Efectivos de la Policía de la Ciudad asistieron a una mujer que se encontraba en trabajo de parto y dio a luz a un bebé dentro de su camioneta.

Efectivos de la Policía de la Ciudad fueron trasladados por el Departamento de Emergencias Policiales hasta la intersección de la avenida Leandro Alem y Perón. El motivo de la alerta era un pedido de auxilio de una mujer que se encontraba dentro de una camioneta, cursando un trabajo de parto y a punto de dar a luz.

Al llegar al lugar los efectivos de la comisaría 1° de la Policía de la Ciudad, constataron el estado de situación solicitando de forma urgente una ambulancia, pero antes de que esta llegara, la mujer comenzó con contracciones en forma más frecuente. De esta manera los tres oficiales repartieron sus tareas, posicionando a la mujer para poder comenzar con el parto, a la vez que otro de los oficiales se abocaba a recibir a la criatura y cortar el cordón umbilical; en tanto que el restante tomó a la mujer de sus manos para darle contención en todo el proceso.

Es así que con la pronta y eficiente tarea de los uniformados nació, en óptimas condiciones de salud, Lautaro. Inmediatamente después del alumbramiento arribó la ambulancia del SAME y el médico a cargo del móvil sanitario, luego de verificar los trabajos realizados por los policías, los felicitó por la excelencia de las tareas.

La parturienta, una ciudadana boliviana de 39 años, y en agradecimiento a los efectivos de la Policía de la Ciudad, ofreció ponerle como segundo nombre a su hijo Martín como una forma de homenajearlos.

La mujer y el niño fueron trasladados al hospital Argerich para continuar con los controles de salud.

La comisaría de tu barrio te abre las puertas

Resultado de imagen para comisarías cercanas

Este es el aviso que se está distribuyendo por mail a los vecinos del barrio para poder intercambiar ideas y pensar proyectos; así como también denunciar hechos delictivos o avisar de situaciones que podrían prevenirse.

Estar cerca de los vecinos y conocer sus dudas e inquietudes es fundamental para seguir construyendo juntos una Ciudad más segura.

Por eso te esperamos en Comisarías Cercanas, este …. a las 18.15 h en tu comisaría, la N° 38, para intercambiar opiniones con las autoridades de la nueva Policía y hablar todo sobre la nueva forma de trabajar de la Policía de la Ciudad, los Senderos Escolares y otros temas importantes para el barrio.

En la reunión, solo se encontrará presente el comisario para que la actividad policial continúe con normalidad.

Anotate acá o llamá al 4909-2404 de lunes a viernes de 9 a 19 h.

Policia de La Ciudad - Buenos Aires Ciudad
Seguimos avanzando hacia una Ciudad más segura. 

Cooperación laboral

Resultado de imagen para martin ocampo

 

Convenio entre el Ministerio de Justicia y Seguridad y el Ministerio Público Fiscal

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, firmó un acuerdo de cooperación laboral junto al Dr. Luis Jorge Cevasco, fiscal general adjunto a cargo de la Fiscalía General de la Ciudad.

El objetivo de este acuerdo es que todo el personal de la Policía de la Ciudad que denuncie en la Oficina de Transparencia y Control Externo de la Policía de la Ciudad haber sufrido algún tipo de acoso, ya sea sexual o laboral, u hostigamiento, pueda ser atendido por la Oficina de Asistencia a la Víctima y Testigo (OFAVyT) de la Fiscalía General de la Ciudad.

Lo que se busca con este acuerdo es que la víctima no sea contenida o atendida por gente de la fuerza, sino por personal de otra institución con la finalidad de lograr mayor transparencia.

El Ministerio de Justicia y Seguridad, por medio de este convenio, se compromete a darle a conocer al denunciante la existencia del mismo con la finalidad que si lo desea pueda acceder a la contención proporcionada por la OFAVyT.

Asimismo el Ministerio deberá avisar a la Oficina sobre la denuncia recibida, más allá que el denunciante no quiera que la misma intervenga, y los profesionales deberán tomar contacto con la víctima con el fin de dotarla de las herramientas necesarias para que pueda salir de la difícil situación en la que se vio implicado.

“Este es un convenio para aprovechar una oficina muy importante que tiene el Ministerio Público Fiscal para que el personal policial que tiene determinadas situaciones de conflicto, pueda ser asistido por la oficina en cuestión”, sostuvo Jorge Cevasco.

Diversidad y género en la Policía de la Ciudad

Resultado de imagen para policias gay

 

La Policía de la Ciudad avanza en políticas de género

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, presentaron el balance de la Superintendencia de Políticas de Género de la Policía de la Ciudad.

Durante el evento que se llevó a cabo en el Rosedal de Palermo, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, indicó que “desde la creación de la Policía de la Ciudad le pusimos mucho énfasis y prioridad, a la lucha contra el crimen relacionado al género”.

Rodríguez Larreta afirmó que esta problemática es “un flagelo que tenemos en la sociedad” y que “es importante difundirlo para que más y más personas se animen a denunciarlo”.

“El crear un área específicamente dedicada a esto, con un equipo entrenado para todo lo que son los crímenes relacionados al género, es una prioridad para la policía de la Ciudad”, sostuvo el jefe de Gobierno.

A su tiempo, el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, indicó que “en otras épocas estás situaciones quedaban circunscriptas al núcleo familiar, no se hacían públicas ni se denunciaban” en tal sentido “ahora a través de toda una tarea que se viene haciendo desde el estado se reflexiona sobre estos temas y esto hace que la gente se anime, esto significa que hay más denuncias y que si hay más denuncias hay más intervención de la policía, de los jueces y fiscales que trabajan sobre la temática”.

El ministro destacó además la importancia de estos canales para “que las mujeres se sientan contenidas y con las herramientas de protección del estado”.

Para finalizar Ocampo señaló que “la denuncia tiene aparejado el principio de la resolución del conflicto y nos ayuda a confeccionar el mapa del delito y saber direccionar a donde tienen que ir los efectivos en la calle, además es importante porque muchas veces una organización delictiva se desbarata a partir de la diversas denuncias”.

La Comisionado Mayor de la Superintendencia de Políticas de Género, Liliana Rubino remarcó la importancia de que las capacitaciones se hagan “con los organismos que dependen de la Ciudad de Buenos Aires”, como la Dirección General de la Mujer y la Secretaría de Tercera Edad, porque “es fundamental poder comprender profundamente de qué estamos hablando para poder darle lo mejor que tenemos a los vecinos”.

“Necesitamos que los policías comiencen a interactuar con esos organismos para brindarles nuestro acompañamiento y nuestro asesoramiento desde todas las aristas, no solamente desde lo judicial”, agregó la funcionaria.

La misión que cumple la Superintendencia de Políticas de Género de la Policía de la Ciudad es institucionalizar el enfoque de equidad de género en todo el cuerpo de la Policía de la Ciudad y sus dependencias subordinadas. Desde 2010 la Superintendencia realizó más de 60.000 intervenciones y sólo en este año se realizaron 74 allanamientos y se detuvo a 392 denunciados.

Para profundizar su labor, la Superintendencia, encargada de capacitar a los oficiales en estos temas, unificará sus funciones en el edificio de la Comisaría Nº 19, en la cual se optimizará un trabajo que antes se encontraba repartido en distintas dependencias, garantizándose así una mayor eficacia para que las víctimas puedan realizar sus denuncias de una manera protegida.

A través de la capacitación en procesos transversales de género, el área busca promover políticas que favorezcan la igualdad de oportunidades y supervisa y monitorea su cumplimiento. Se implementan dos tipos de capacitaciones: las obligatorias, que se realizan dentro de los primeros seis meses desde que el personal policial es destinado a la Superintendencia y apuntan a profundizar el conocimiento, sensibilizar y eliminar los prejuicios en relación a la temática de género; y las eventuales, a cargo de la División de Sensibilización y Concientización en Políticas de Género, en donde se definen las temáticas para optimizar el desempeño laboral.

El objetivo de los trabajos con las víctimas es proporcionarles un lugar seguro donde se focalicen en ellas mismas, en su bienestar y en su realidad social.

La fuerza de seguridad porteña tiene como objetivo la erradicación de la violencia familiar y para ello a través de las brigadas especializadas brindan atención rápida, profesional y efectiva.

A su vez, cuentan con un equipo interdisciplinario conformado por psicólogos, trabajadores sociales y abogados, que atienden a las personas involucradas en vínculos violentos, protegiéndolas y capacitándolas en temáticas relacionadas.

De la presentación participaron además el Vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, la Secretaria de Administración de Seguridad, Genoveva Ferrero y el Subjefe de la Policía de la Ciudad, Carlos Kevorkian.